»

Cómo enviar tu trabajo a imprenta para evitar problemas


Lo primero que tienes que saber es que de la calidad del original que envíes a imprenta dependerá el resultado final del trabajo. Si quieres conseguir un buen trabajo tienes que enviar un buen arte final.

Y, con esta introducción, vamos hablar un poco del arte final. En artes gráficas se llama arte final u original al archivo del cual el impresor reproducirá tu trabajo haciendo tantas copias como tu necesites, de ahí la importancia de que el original que envíes sea de calidad. 

A continuación te doy una serie de recomendaciones de cómo trabajar y como enviar tus originales a imprenta:

1.- El arte final. Trabaja con programas profesionales (Illustrator, Indesing o Photoshop), son los únicos que proporcionan las características y la calidad necesaria. Muy importante: los programas de Ofimática como: Word, Excel o Power Point no sirven para crear originales de calidad. Tienes una opción semi-profesional que es el Corel Draw, si trabajas con este programa debes seguir igualmente todas las indicaciones pero además para evitar problemas envía siempre tu arte final en formato pdf de alta calidad.

2.- Vectoriza tus archivos. Si tu trabajo va a ir a 1, 2 o 3 tintas, es imprescindible que el arte final este realizado en un programa vectorial (Illustrator, Indesign, Freehand o Corel)

Si tu trabajo 4 o más tintas o incluye fotografía a color, entonces se reproducirá en selección de color con lo que puedes utilizar o bien los programas anteriores o también el Photoshop, eso si, en caso de que utilices el Photoshop, el trabajo deberá estar en alta resolución, es decir a 300 ppp (puntos por pulgada)

3.- Traza tus tipografías. Antes de enviar tu trabajo, recuerda trazar las tipografías. Trazar las tipografías es lo mismo que pasarlas a curvas, cada programa utiliza su propia nomenclatura. Al trazar las tipografías evitas que cuando tu impresor abra el archivo de tu trabajo tenga algún tipo de problema de desplazamiento o substitución de las mismas.

4.- Define tus colores. Hay 2 opciones para trabajar el color en artes gráficas: utilizar tintas planas (Pantones) o imprimir en selección de color (CMYK). 

Si tu trabajo va a 1, 2, o 3 tintas, deberás definir siempre los colores que utilices como tintas planas y colores Pantone. 

Si tu trabajo va a 4 o más tintas o lleva fotografías a color, deberán ir definidas como selección de color y en CMYK.

5.- Trabaja con calidad. La calidad óptima para impresión es de 300 ppp (puntos por pulgada), esto es lo que llamamos alta resolución.

Muy importante: si no tienes esta calidad en tus imágenes, no conseguirás nada forzándola, es decir metiéndole los 300 ppp a mano, lo único que conseguirías es una imagen desenfocada y más borrosa porque lo que estarías haciendo es interpolar no mejorar la calidad.

6.- Define la sangre. La sangre en artes gráficas es un pequeño margen que se deja para poder manipular el trabajo sin problemas. Mete a todos tus trabajos un margen de 3 mm de sangre, así tu trabajo quedará perfecto y tu impresor no se volverá loco!!

7.- Envía todos los archivos. Lo ideal es que envíes tus originales en el programa en el que los hayas creado pero recuerda… si lo haces así, tendrás que enviar tanto el archivo del trabajo como los archivos sueltos de todas las imágenes que hayas utilizado.

8.- Si lo que envías son Pdf. Recuerda: las tintas han de estar definidas igual que te expliqué antes, que tanto el pdf como las imágenes que contengan han de estar en alta resolución y que la sangre también debe de estar en el pdf.

Estos consejos son exclusivamente para la parte técnica del asunto, tema aparte sería el del diseño gráfico propiamente dicho, por muy buen original que seas capaz de llegar a preparar, necesitas un diseño gráfico profesional si realmente quieres que la imagen de tu empresa o marca sea la que te mereces.

1 comentarios | Deja tu comentario

floristeria online

Gracias por los pasos, seguro que me sirven de mucho para el año que viene en la universidad

 
Volver arriba
ACEPTO

Este sitio utiliza cookies para almacenar información en tu ordenador.
Las cookies son necesarias para que algunas de las funcionalidades de nuestra web estén disponibles y otras nos ayudan a mejorar, puesto que nos da una idea de cómo se utiliza el sitio. Infórmate más en nuestra página de Política de cookies.