»

4 cosas que los Beatles nos han enseñado sobre el marketing de contenidos.


Generalmente, cuando pensamos en marketing de contenidos, pensamos en cómo hacer para conseguir atraer clientes hacia nuestras marcas o empresas.

Pero, la realidad es que el término “marketing de contenidos” transciende con creces este concepto. No se trata de vender, se trata de convencer, de entusiasmar, de conectar y como consecuencia de todo ello… vender.

En los 60, cuatro jóvenes de Liverpool, estaban en lo más alto de la industria de la música y del cine. Los Beatles, sorprendían, revolucionaban e indignaban al mundo a través de ellos mismos y de su música.

Hoy, en la era digital, en la que el marketing de contenidos se ha convertído en una poderosa herramienta, es bueno aprender de aquellos que ya lo han utilizado antes.

He aquí cuatro cosas que la banda más grande de todos los tiempos nos ha enseñado sobre marketing de contenidos:

1.- Centrarse en lo importante

No es ningún secreto que los 4 eran adorados por sus fans. Pero, no sólo fue su genialidad, su espíritu rompedor o sus personalidades creativas, la banda fue capaz de centrar su música en su público objetivo, hablarle de tu a tu y olvidarse del resto.

Crearon música que conectaba con sus fans y esa es la verdad absoluta del marketing de contenidos. 

2.- Organizarse y reutilizar

Antes de que los Beatles se hicieran famosos en EEUU, habían acumulado una gran cantidad de éxitos en Inglaterra y, esta fue la clave de la táctica desarrollada para invadir el nuevo mercado. Reutilizando antíguos éxitos, fueron capaces de publicar continuamente mezclando lo nuevo con lo viejo. De esta forma, consiguieron parecer auténticas máquinas de fabricar éxitos, llevándose por delante a muchas de las bandas contemporáneas.

Cuando creamos contenidos, es importante organizarse, reutilizar  y publicar continuamente a través de diferentes canales, eso si, antes hay que analizar qué contenidos y qué canales nos pueden interesar más.

3.- Romper no es malo

Aunque la banda sólo estuvo junta durante una década, cada miembro fué capaz de continuar con mayor o menor éxito en solitario. No sólo siguieron creando música sino que tomaron direcciones distintas atrayendo a diferentes tipos de fans.

Trabajar en equipo puede ser fantástico pero a veces, trabajar por separado, permite hacer fluir nuevas ideas. Cuando un equipo creativo tiene dificultades para ponerse de acuerdo sobre qué dirección tomar, quizás ha llegado el momento de dejar que cada miembro vaya por su lado, puede que consigas atraer audiencias que nunca habrías conseguido trabajando juntos.

4.- Innovar y revolucionar

Además de tener una canción titulada “Revolution”, la banda cambió las reglas del juego. No sólo de la moda, la música o el cine, sino de la sociedad en general. Innovar y cambiar es arriesgado pero puede ser muy positivo.

Cuando te encuentres en un callejón sin salida con tu marketing de contenidos, piensa en el espíritu de la banda que lo cambió todo y en cómo lo hizo.

2 comentarios | Deja tu comentario

agencias de viajes mayoristas

Original comparación. Estoy de acuerdo, hay que saber innovar y revolucionar. A veces, hay que arriesgarse y ofrecer algo diferente que el resto para diferenciarte y hacerte ver.

 

Olimpia Correa

Gracias por tu comentario. Es verdad, arriesgar es "arriesgado" pero… merece la pena.
Un saludo!

 
Volver arriba
ACEPTO

Este sitio utiliza cookies para almacenar información en tu ordenador.
Las cookies son necesarias para que algunas de las funcionalidades de nuestra web estén disponibles y otras nos ayudan a mejorar, puesto que nos da una idea de cómo se utiliza el sitio. Infórmate más en nuestra página de Política de cookies.